ROCAS SEDIMENTARIAS
SIGUIENTE
ANTERIOR
La meteorización Física o Mecánica:

Transforma la roca preexistente en finas partículas debido a la acción de esfuerzos que son suficientes para fracturar la roca, pero que no varían su composición química. Ejemplo de esto se puede ver en el efecto de cuña que realizan las raíces de las plantas partiendo los bloques de las rocas donde están insertadas. También las heladas son un agente fragmentador de rocas irresistible. Cuando el agua penetra por las grietas, poros y hendiduras de las rocas y luego se congela, se dilata más del nueve por ciento de su volumen y ejerce una presión de unos 150 kl. por centímetro cuadrado. Las rocas se rompen y los fragmentos se separan, como si entre ellos se metiera una cuña y con el deshielo quedan sueltos.

Si los materiales provenientes de la meteorización mecánica quedan ubicados en pendientes suaves, de drenaje regular y con un manto vegetal permanente, la erosión proporcionará elementos de grano más fino formándose arena y arcilla.

Si en cambio los sedimentos están en lugares de pendientes bruscas y en climas de contraste fuerte o en áreas de erosión litoral rápida, los materiales acumulados serán de grano grueso, depositándose grava y ripio.

Con la meteorización física o mecánica se forman las rocas sedimentarias clásticas o detríticas.