Mapa geofísico: Sernageomin informa avance de “radiografía” al subsuelo de Chile

23 de Octubre de 2014
minero

El organismo desarrolla una serie de mapas geofísicos utilizados para la búsqueda de recursos geotérmicos, hidrogeológicos y mineros en el subsuelo. Al finalizar 2014, se habrán publicado los mapas de Arica, Pisagua e Iquique.

Con la finalidad de contribuir al fomento de la exploración del patrimonio minero, energético e hídrico del país, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) dio a conocer el estado de avance de la Serie Geofísica, que publica como parte de la llamada Carta Geológica de Chile, que este año alcanza un avance del 72% del territorio que está al norte del paralelo 30°S (ciudad de La Serena, región de Coquimbo)

Según informó el director nacional del organismo, Rodrigo Álvarez Seguel, "estos mapas, inéditos en los levantamientos realizados por el servicio, están dotando al país de información de alta calidad, ampliamente demandada por el rubro de la exploración minera, y también para el fomento del estudio de recursos geotérmicos e hidrogeológicos, presentes en el territorio".

La cartografía, ideada el año 2009 durante el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, forma parte del denominado Plan Nacional de Geología, que contempla la elaboración de nueva cartografía de Geología Básica, Geoquímica y Geofísica. Este último, destinado a la búsqueda de las llamadas “anomalías geofísicas”, es uno de los recursos utilizados para la pesquisa de yacimientos mineros, fuentes geotérmicas y reservas de agua subterránea.

Álvarez comentó que “nuestra disposición es completar a la brevedad la cobertura de este mapa es una escala de 1 a 100 mil, para que tengan acceso a él tanto la ciudadanía, las instituciones y empresas de exploración. El mapa geofísico es una verdadera ‘radiografía’ del subsuelo, que permitirá, en combinación con el mapa geoquímico y el mapa de geología básica, entregar información relevante para la toma de decisiones durante la prospección de los recursos productivos del subsuelo”.

El representante del Sernageomin agregó que “esto es útil a la planificación del crecimiento económico, a la discusión pública sobre los usos del suelo y el subsuelo, y la soberanía de los recursos naturales. Este mapa va a impulsar directa e indirectamente la exploración, sea a través de esfuerzos puntuales de empresas “junior” o de grandes firmas capaces de explorar superficies mayores del territorio”.

¿Cómo se hace un mapa geofísico?

El mapa se realiza a partir de tecnología aero-geofísica, mediante el uso de un avión preparado con sensores de alta precisión que captan la radiación de rayos gamma de la superficie terrestre, lo que permite determinar la abundancia de los elementos químicos uranio, torio y potasio en las rocas. También capta el campo magnético de la Tierra. Con lo anterior se pueden establecer propiedades físicas del subsuelo.

La técnica para captar estos datos es compleja, y podría resumirse de la siguiente manera:

Un avión especial sobrevuela a unos 150 metros de altura el área seleccionada, en líneas rectas que están separadas por 500 metros entre sí. Los sensores montados en el avión registran los datos que luego son procesados y utilizados para la investigación subterránea. Esta información es posteriormente analizada para seleccionar preferentemente los datos referidos a los primeros 1.000 metros de profundidad terrestre, que es donde en general se encuentran los reservorios mineros con factibilidad técnica y económica para ser explotados.

El Sernageomin informó que este 2014 se completará el levantamiento del 72% del área seleccionada entre los paralelos 30°S (La Serena) y 19°S (Arica), que corresponden a 56 cartas geofísicas. Eso se publica en formato papel y digital y se pone a disposición del público como base de datos, que pueden utilizarse independientemente para otro tipo de investigaciones de exploración.

Cada carta a escala de 1 a 100 mil, donde un centímetro en el mapa representa 1 kilómetro de territorio en la realidad, abarca un área de 50 x 50 kilómetros; es decir, 2.700 kilómetros cuadrados (equivalentes a 270.000 canchas de fútbol)

El costo aproximado de los sobrevuelos con tecnología magnética y radiométrica es de 12.470 pesos por cada kilómetro lineal, lo que implica que cada carta tiene un costo nominal de 70 millones de pesos, sólo por concepto de sobrevuelos contratados, a lo que se debe sumar el costo asociado al procesamiento y control de datos que realizan los profesionales de la Unidad de Geofísica del Sernageomin.-

Print



Mapa geofísico

25 de octubre de 2014 (Avance del mapa geofísico) LUN

Clic para ver un ejemplo de carta geofísica.

-Facebook de la Biblioteca del Sernageomin

Contacto del Departamento de Comunicaciones del Sernageomin: 83703916