Informan revisión estructural a depósitos de relaves afectados por lluvias

31 de Marzo de 2015
minero

Twitter: @Sernageomin

La autoridad confirmó la estabilidad estructural de los depósitos de relaves en las regiones de Antofagasta y Coquimbo, al concluir la primera fase de inspección geotécnica. Ahora se fiscaliza la cuenca del río Salado, entre Diego de Almagro y Chañaral.

El Ministerio de Minería, sobre la base de información proporcionada por el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), informó los resultados de las inspecciones estructurales realizadas caso a caso en los depósitos de relaves de mayor importancia de acuerdo con su tamaño y cercanía de centros urbanos, tras la baja segregada (tormenta) que afectó al norte de Chile el pasado 24 y 25 de marzo. Tras la inspección llevada a cabo por el Sernageomin, a través de sus direcciones regionales de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, la autoridad constató “el normal funcionamiento de tranques y embalses que estuvieron dentro de la zona de afectación de las lluvias”.

Las autoridades explicaron que los depósitos de relaves que preliminarmente estaban en zonas definidas como críticas, a causa de las fuertes lluvias, su cercanía con ciudades y su tamaño, fueron los primeros en ser revisados por los profesionales del Sernageomin. La finalidad de la inspección fue detectar posibles daños en estas estructuras y así se priorizó lo que se debía hacer para dar tranquilidad a la población.

Se concluyó que “en definitiva, primero a través del uso de helicópteros y posteriormente mediante inspección en terreno, se ha constatado que estos depósitos de relaves resistieron la lluvia en buenas condiciones y se encuentra en normalidad en las regiones de Antofagasta y Coquimbo. Esto también se realizó en Atacama, aunque principalmente por vía aérea, a causa de los problemas con los caminos”.

El Sernageomin, ente a cargo de la fiscalización de seguridad minera, depósitos de relaves y cierre de faenas e instalaciones, especificó que los depósitos comprenden principalmente a los tranques, caracterizados como aquellos que tienen muro de arena compactada, y los embalses, que son definidos como aquellos que tienen muro de empréstito; es decir, de material extraído de zonas aledañas.

Adicionalmente, se informó que tras la primera fase de inspección destinada a evaluar estabilidad física, lo que procede a continuación es una fiscalización detallada por parte del Sernageomin, que no sólo incluye la ya realizada observación directa, sino la evaluación mediante otros parámetros e instrumentos, tales como piezómetros (para medir el nivel del agua en el muro); el funcionamiento de hidrociclones (para clasificar arena y material fino); el funcionamiento de los drenes (sistema destinado a permitir el drenaje del agua del muro); la revancha (distancia vertical entre la altura máxima del muro y la superficie de los relaves); la distancia entre la laguna de aguas claras y el muro, entre otros parámetros.

La nueva fase considera particularmente a los relaves abandonados, particularmente en la cuenca hidrográfica del río Salado, donde la conectividad se vio más afectada.

Cabe señalar que “depósito abandonado” es aquel que no tiene dueño y está fuera de operaciones, en su mayoría desde antes de la creación de la institucionalidad ambiental, que data de 1994.

Importa señalar que la Dirección Nacional del Sernageomin emitió un oficio ordinario, mediante el cual ordena a todas las empresa mineras de las regiones señaladas, a entregar información sobre los depósitos activos y no activos de su propiedad. Para ello, las firmas deben completar una ficha que contiene los principales parámetros que controlan la estabilidad geotécnica y física de estos depósitos.

Región de Antofagasta

Respecto de los depósitos de la región de Antofagasta, la autoridad dijo que la situación no presenta variaciones sobre lo informado originalmente; es decir, los depósitos de relaves soportaron de buena forma la condición meteorológica, y se constató en terreno que no hay evidencia de daños en los muros de estas instalaciones.

Luego de la primera fase que sirvió para verificar el estado general de los depósitos, se dio inició a la segunda fase, que contempla la fiscalización pormenorizada de los depósitos de de relaves la región. En esta nueva fase, que comenzó el lunes 30 de marzo, se han priorizado 11 depósitos que corresponden a los que están en actividad en la región. Ahora, el objetivo de la inspección detallada es verificar su estado de acuerdo con las normativas vigentes (Reglamento de seguridad minera y Reglamento sobre diseño, construcción, operación y cierre de depósito de relaves), con énfasis en la estabilidad física. Se estima que esta segunda fase debe estar finalizada el lunes 6 de abril.

Región de Atacama

A propósito de la región de Atacama, el fiscalizador informó que los depósitos de relaves, en particular aquellos de mayor interés público, que se localizan en Quebrada Paipote y Tierra Amarilla, ambos en la comuna de Tierra Amarilla, donde se ubican los depósitos El Gato, Planta Matta, tranque de la Mina Candelaria y Tres Cruces de la Minera Pucobre, no fueron dañados por el sistema frontal.

También se encuentran en buenas condiciones el embalse de relaves Pampa Austral de Codelco, comuna Diego de Almagro, y el de ENAMI, Planta-Vallenar, en la comuna de Vallenar. En el caso de Atacama, la fiscalización en terreno se van a iniciar cuando las condiciones de conectividad lo permitan.

Sin embargo, aún falta por revisar en detalle la situación de depósitos abandonados en las comunas de Copiapó, Chañaral, Tierra Amarilla y Diego de Almagro.

Región de Coquimbo

Por su parte, la Dirección Regional de Coquimbo del Sernageomin informó, al igual que en los casos anteriores, que se ha constatado la normalidad estructural de los depósitos de relaves de la zona, especialmente en los casos de mayor preocupación ciudadana, como son los depósitos de relaves de quebrada Marquesa y quebrada Las Cañas, en la comuna de Vicuña, y quebrada Los Choros, en la comuna de La Higuera. Al respecto, la institución ratificó lo señalado en informes iniciales, en relación con que los depósitos de relaves de estas áreas no fueron dañados por los aluviones que se desplazaron por las quebradas mencionadas.

Al igual que en el caso de la región de Antofagasta, una vez concluida la primera fase destinada a revisar la estabilidad geotécnica y estructural de los depósitos de relaves, se inició el 30 de marzo la fiscalización pormenorizada en terreno, con la finalidad de verificar su situación respecto de las condiciones de estabilidad, tarea que concluye el 6 de abril.

Paralelamente, la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud de Coquimbo, dio a conocer que los análisis químicos realizados a las aguas del río Elqui descartaron evidencias de contaminación por metales pesados en los cauces.

Importa señalar que la Dirección Nacional del Sernageomin emitió un oficio ordinario, mediante el cual ordena a todas las empresa mineras de las regiones señaladas, a entregar información sobre los depósitos activos y no activos de su propiedad. Para ello, las firmas deben completar una ficha que contiene los principales parámetros que controlan la estabilidad geotécnica y física de estos depósitos.

Sernageomin informa medidas de control por incidente en mina Zaldívar y aclara: No se refiere a relaves

Contacto: (+56 9) 83703916 (También como Whatsapp)- comunicaciones@sernageomin.cl