Sernageomin baja a alerta Verde a los volcanes Chaitén y Calbuco

18 de Agosto de 2015
minero

Ambos edificios volcánicos consolidaron una tendencia al reposo en cuando a sismicidad, aunque conservan actividad superficial menor.

Twitter @Sernageomin

Facebook

Clic al reporte de actividad volcánica de los volcanes Calbuco y Chaitén.

Clic al vídeo educativo sobre volcanes.

Glosario de términos asociados con procesos eruptivos y peligros volcánicos.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) resolvió bajar a alerta Verde a los volcanes Calbuco y Chaitén, listados en los puestos 3 y 4 del Ranking de Peligros Volcánicos de Chile, respectivamente. La decisión, adoptada por los volcanólogos y sismólogos de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin, se basa sobre la evidencia que muestra una marcada tendencia decreciente en la actividad de ambos volcanes, las cuales se encuentran ahora en el margen de sus respectivas líneas de base.

El director nacional de la institución, Rodrigo Álvarez Seguel, afirmó que “es esperable y aun visible que la actividad superficial se mantenga, principalmente lo que tiene que ver con la emisión de vapor de agua, a consecuencia de la acumulación de agua lluvia en los cráteres. Igualmente, es previsible cierta actividad sísmica menor, mayoritariamente imperceptible para las personas, que dice relación con los umbrales de actividad normal de los volcanes activos”.

La autoridad agregó que “es importante que es importante que la gente se organice en torno de sus municipios, para disponer de planes de contingencia adecuados. Sernageomin ha publicado en su página web los mapas de peligros volcánicos, que son una herramienta básica para este proceso participativo”.

Tras el ciclo eruptivo iniciado el 22 de abril de 2015, el volcán Calbuco aumentó de 2 a 8 la cantidad de cráteres en su edificio, lo que se debe principalmente a que se erocionó por la violencia de sus pulsos eruptivos, y al mismo tiempo porque no se emitieron domos de lava, como habitualmente sucedió en otras erupciones pasadas. El actual edificio volcánico del Calbuco tiene 300 mil años, se emplaza al oeste de la traza principal de la falla geológica de Liquiñe-Ofqui, en el límite de las comunas de Puerto Varas y Puerto Montt, entre los lagos Llanquihue y Chapo, en la región de Los Lagos, y tiene en su entorno a las localidades de Ensenada, Alerce, Colonia Río Sur, Correntoso y el camino internacional entre Puerto Varas y San Carlos de Bariloche (Argentina).

A su vez, el volcán Chaitén estuvo en alerta Amarilla desde el 19 de mayo de 2015, cuando la actividad superó los niveles de su línea de base. Este edificio volcánico, listado en el lugar número 4 en el ranking de peligro específico del Sernageomin, es un centro volcánico ubicado a 10 km al noreste de la ciudad de Chaitén, capital de la Provincia de Palena, en la región de Los Lagos, y al oeste del volcán Michinmahuida en el sector de Chiloé continental. El domo más reciente del Chaitén data de hace 10 mil años, y fue parcialmente destruido por la erupción del año 2008 y reconstruido por el mismo ciclo eruptivo. Desde entonces el volcán registra habitualmente emisiones de vapor de agua.

La Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin realiza seguimiento en tiempo real a la actividad de los 43 grupos de volcanes más peligrosos de Chile, a través de 361 estaciones de monitoreo y de transmisión de datos situados en la cordillera de Los Andes. La información es actualizada a través de la cuenta de twitter @Sernageomin.

comunicaciones@sernageomin.cl – +56 9 837 039 16 (como Whatsapp).

Imprimir