SERNAGEOMIN oficializa traspaso del Chilesaurus diegosuarezi al Museo Nacional de Historia Natural

06 de Septiembre de 2017
minero

Con el objetivo de poner en valor el patrimonio paleontológico de nuestro país, el Director Nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), Mario Pereira, junto a su par del Museo Nacional de Historia Natural de Chile, Claudio Gómez, oficializaron hoy el proceso de entrega de los fósiles del Chilesaurus Diegosuarezi, el que formará parte de la colección de paleontología, ya que el Museo es el depositario oficial de todos los holotipos.

El acto se realizó en dependencias del Laboratorio de SERNAGEOMIN, donde permanecían en custodia los fósiles de este vertebrado que vivió hace más de 145 millones de años en la Patagonia chilena. El nuevo hogar del Chilesaurus será el Área de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural, para incorporar los restos paleontológicos en la colección de vertebrados fósiles de dicha área.

Al respecto, el Director Nacional de SERNAGEOMIN, Mario Pereira, manifestó que hoy se cierra un ciclo iniciado en 2004, cuando el geólogo Manuel Suárez junto a su hijo hallaron de los fósiles, en el sector Mallín Grande del Lago General Carrera durante una campaña del Plan Nacional de Geología. “Para esta institución es una responsabilidad y orgullo poder contribuir al patrimonio paleontológico del país. Nuestros profesionales han dedicado esfuerzo para conservar y poner a disposición para la ciencia el Chilesaurio”, expresó.

Cabe señalar, que este hallazgo ha sido compartido con paleontólogos argentinos para su investigación, y parte de ella fue publicada en 2008 en la revista Journal of Vertebrate Paleontology. Posteriormente, la colección regresó a SERNAGEOMIN.

Por su parte, el director del Museo Nacional de Historia Natural de Chile, Claudio Gómez, destacó la relevancia que tiene para el museo alojar al Chilesaurus: “Para el MNHN ser la casa del Chilesaurus es muy importante, puesto que somos guardianes del patrimonio natural de Chile, y por supuesto del patrimonio paleontológico. Que este espécimen, que ha sido catalogado como uno de los descubrimientos paleontológicos del siglo, esté en nuestro museo, compartiendo casa con otro dinosaurio clave como el Pelagornis chilensis, es motivo de orgullo, pero también una gran responsabilidad, pues debemos custodiarlo y cuidarlo para que las próximas generaciones lo puedan conocer”.

Características del Chilesaurus

El Chilesaurus diegosuarezi fue descubierto en 2004, en la zona austral de Chile (cerca del lago General Carrera, en la zona de Mallín Grande), descubrimiento que se materializó gracias a un proyecto Fondecyt patrocinado por el Sernageomin. Este dinosaurio, bautizado así por Diego Suárez, el niño de siete años que lo descubrió, está clasificado como un terópodo, un herbívoro que podía alcanzar hasta tres metros de largo.

La particularidad de la especie descubierta es su parecido con varios dinosaurios extintos, lo que confirma, según los expertos la convergencia evolutiva, como se conoce al fenómeno biológico y genético mediante el cual especies sin parentesco tendían a parecerse a causa de condiciones ambientales y alimentarias comunes.

En este caso, el Chilesaurio, hallado en rocas que databan del fin del período Jurásico, hace unos 145 millones de años, tenía una cintura pélvica similar a la de los ornitisquios, dinosaurios con cadera de ave, grandes patas traseras y cuatro dedos, mucho más parecidos a los sauropodomorfos primitivos que a los terópodos, más delgados y con tres dedos. Sus dientes son muy cercanos a los de los dinosaurios primitivos, dotados de un gran cuello porque durante millones de años tuvieron un régimen de alimentación comparable.

La mano es semejante a la hallada en sauropodomorfos basales, donde la primera falange del dígito 1 es robusta y corta y fuertemente torcida a lo largo de su eje principal. En la pelvis, el pubis está totalmente retrovertido (condición parecida a los dinosaurios ornitísquios basales, tericinosaurios y dromaesosáuridos, el grupo de saurisquios que da origen a las aves).

El tobillo es semejante a los vistos en saurisquios basales y no en terópodos derivados, ya que su proceso ascendente del astrágalo es bajo, mientras que el proceso ascendente del astrágalo en tetanuros es una amplia lámina que sube por la tibia.

La pata es corta y ancha, con un dígito 1 bien desarrollado. Esta condición de tretradáctilo es semejante a la encontrada en sauropodomorfos tempranos (dinosaurios donde se encuentra el famoso brontosaurio), ornitisquios y tericinosaurios.

Más imágenes descargar en https://goo.gl/b7BEQv