Sernageomin reconoce nuevo cráter del Complejo Volcánico Nevados de Chillán

12 de Enero de 2016
minero

Se ubica en la ladera este del volcán Nuevo, a 40 metros del borde del cráter, según informó la institución técnica luego de sobrevolar la zona.

Twitter @Sernageomin

Facebook

Clic a los reportes de actividad volcánica.

Glosario de vigilancia volcánica .

Campaña ABC de los volcanes.

Entrevista sobre las particularidades de los Nevados de Chilán.

Cámaras de vigilancia.

El ciclo de incremento de sismicidad y actividad fumarólica en el complejo volcánico Nevados de Chillán, top 7 del Ranking de Peligrosidad de los Volcanes Activos de Chile, ya evidenciaba la zona donde se ha manifestado la actividad superficial, según dio a conocer el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). La institución técnica, a cargo de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica, informó que se ha formado un nuevo crater, ubicado en la ladera este del volcán Nuevo, a 40 metros del borde de este cráter. Luego de sobrevolar la zona y analizar imágenes aéreas, se ha confirmado la presencia de este nuevo centro de emisión, emplazado en la zona que a su vez concentra la principal actividad símica superficial, relacionada con el sistema hidrotermal de este volcán.

Las explosiones freáticas iniciadas el 8 de enero, tras la alerta técnica Amarilla declarada el 31 de diciembre de 2015, han tenido como centro de emisión a una nueva abertura, la que podría ser modificada morfológicamente en explosiones o emisiones sucesivas, según detalló la entidad. Asimismo, la temperatura de los gases emitidos no ha superado los 120°C, lo que sugiere un carácter hidrotermal de las explosiones. Es decir, hasta este informe no existe evidencia magma en la superficie o cerca de ella, puesto que este tipo de material volcánico suele presentar temperaturas sobre los 700 o los 1000 grados Celsius, como sucedió por ejemplo en los ciclos eruptivos de los volcanes Villarrica y Calbuco en 2015.

De momento, en este nuevo centro de emisión se concentra la actividad superficial más importante, con una fumarola de tonalidad blanquecina, lo que indica altas concentraciones de vapor de agua. En los volcanes Arrau y Nuevo, y en el cráter Chudcún se han registrado de momento una leve disminución en la intensidad de las pequeñas fumarolas. Igualmente se ha dejado constancia de que no se perciben olores sulfurosos ni precipitación de azufre en superficies aledañas a las fumarolas. Aquellas fumarolas ubicadas en la ladera sur del volcán Chillán han presentado un comportamiento habitual. Ello, considerando que estas fumarolas son parte de la actividad de línea de base (habitual) de este volcán.

Ante esta evidencia, el Sernageomin ha concluido que “en estas condiciones van a continuar las emisiones de ceniza, relacionadas con la desestabilización del sistema hidrotermal somero, debido a la transferencia de energía térmica de un cuerpo magmático subyacente”. Es decir, el material volcánico más profundo está recién calentando y presurizando el sistema hidrotermal albergado en la parte alta del complejo volcánico. De ahí que se generen explosiones que expulsan vapor de agua y arrastran ceniza formada a partir de rocas alteradas.

Adicionalmente, el director nacional de la institución, Rodrigo Álvarez Seguel, recalcó "la necesidad de no acercarse a menos de 1 kilómetro del centro de emisión, y poner atención a los cauces y quebradas que descienden de este volcán, especialmente hacia el sector de Las Águilas, al este del complejo volcánico, a través del río de las Minas, que a su vez desemboca en el río Ñuble".

El complejo volcánico Nevados de Chillán contempla un conjunto de volcanes y centros de emisión situados en sentido noroeste-sureste con 7,5 kilómetros de longitud: volcán Santa Gertrudis (con erupción más reciente en 1861, que provocó lahares en el río Ñuble); volcán Cerro Blanco (el más grande); los cráteres menores registrados dentro de una antigua caldera; el volcán Nuevo (formado en 1906); el volcán Arrau (formado a partir de 1973); los cráteres menores más recientes Chudcún (2003) y Sebastián (2008), ambos en el subcomplejo Las Termas; y finalmente volcán Viejo. Los cauces aledaños a este complejo volcánico son los esteros Shangri-la, Renegado, y San José; y los ríos Chillán, Santa Gertrudis y Diguillín.

Cabe señalar que la sección más activa del Arco Volcánico en Sudamérica está precisamente entre el Complejo Volcánico Nevados de Chillán, en la región del Biobío, y el volcán Calbuco, en la región de Los Lagos.

Reporte más reciente sobre el complejo volcánico Nevados de Chillán.

volcanesnevados3



volcanesnevados

Mapa de peligros del complejo volcánico Nevados de Chillán:

.

.

Mapa de peligros del volcán Nevados de Chillán

Alertas volcánicas del Sernageomin

Perfil del Mapa Geológico del Complejo Volcánico Nevados de Chillán