Mapas de Recursos Minerales Metálicos y de Rocas y Minerales Industriales

Chile es reconocido a nivel mundial como país minero, ya que su territorio es principalmente rico en yacimientos y depósitos metalíferos, además de rocas y minerales industriales. El estudio de estos yacimientos es desarrollado por el Sernageomin, a través de la Unidad de Recursos Minerales, la cual genera mapas de Recursos Minerales Metálicos y de Rocas y Minerales Industriales.

Los Recursos Minerales Metálicos (RMM) constituyen el pilar de la gran minería en Chile, donde los metales predominantes en las faenas mineras extractivas corresponden a cobre, molibdeno, oro, plata, hierro, plomo, zinc y manganeso, siendo el país uno de los principales productores de cobre del mundo.

A su vez, las Rocas y Minerales Industriales (RMI) cuentan con un potencial conocido, cuyos yacimientos, de amplia distribución geográfica y muy diversas características geológicas, han sido originados por diferentes procesos ocurridos durante la evolución geológica del territorio entre el Paleozoico y el Cenozoico. Las RMI son relevantes para las actividades de los sectores químico-industrial, construcción, minero-metalúrgico, manufacturero, agroindustrial y en la preservación ambiental. Entre los recursos de RMI del país se destacan nitratos, yodo, sal común, sales de litio y potasio, boratos, áridos, arcillas, calizas, yeso, cuarzo, baritina, caolín, feldespato, talco, diatomita, bentonita, dolomita, guano, apatita, zeolitas y perlita.

Los Mapas de Recursos Minerales Metálicos y de Rocas y Minerales Industriales sintetizan e integran la información geológica con aquella disponible sobre los yacimientos metalíferos y de rocas y minerales industriales. En el caso de los yacimientos metálicos, estos documentos, relacionan los yacimientos con su ambiente geológico, permiten definir franjas o provincias metalogénicas y explican la ocurrencia y distribución de los yacimientos metalíferos en el territorio. Estos mapas sistematizan la información sobre los yacimientos metalíferos y hacen posible su interpretación de modo que contribuyan a la formulación de conceptos metalogénicos aplicables a la exploración minera y permitan identificar áreas favorables para la búsqueda y explotación de nuevos yacimientos.

Actualmente, los mapas se generan en formato papel y digital, incluyendo tablas que contienen la descripción de las ocurrencias y depósitos minerales, tanto RMM como RMI, así como antecedentes de las actividades mineras desarrolladas en los yacimientos. También incluyen tablas con compilaciones de edades radiométricas asociadas a minerales de alteración y a minerales formadores de roca en el sector y resultados de análisis de geoquímica de mena de los yacimientos. Los mapas se producen a escala 1:1.000.000, 1:500.000 y 1:100.000.