Plan Nacional de Geología

Esta iniciativa, aprobada por el primer gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet (2009), consiste en la elaboración de tres cartografías inéditas en la historia de Chile, las cuales buscan democratizar la información fina sobre el territorio y su patrimonio productivo y ambiental, y con ello nutrir discusiones como: soberanía de los recursos naturales, planificación urbana y de salud, gestión del uso del suelo, e iniciativas de exploración y explotación minera. Las cartografías del Plan Nacional de Geología son:


1°) Mapa de geología básica a escala de 1:100.000 (o sea, un centímetro en el mapa equivale a 1 kilómetro en la realidad), que determina la conformación y evolución del territorio nacional, en sus diversas escala de abordaje. Este mapa fija la estructura y edad de las rocas, además de las llamadas relaciones estratigráficas; las zonas de alteración hidrotermal que podrían relacionarse con recursos de mineralización metálica y no metálica; la dinámica y cronología de las fallas geológicas activas e inactivas; y la presencia de recursos hidrogeológicos.


2°) Mapa de geofísica a escala 1:100.000 (o sea, un centímetro en el mapa equivale a 1 kilómetro en la realidad), que consiste en cartas aeromagnéticas-radiométricas que son como una “radiografía” del subsuelo, preferentemente a través de la exploración geofísica minera de los primeros 1.000 metros de profundidad, con la finalidad de detectar al patrimonio productivo presente en el territorio. Esta tecnología utiliza un avión dotado de sensores de espectometría de rayos gama, que captan el campo magnético terrestre mediante el registro de potasio, torio y uranio.


3°) Mapa geoquímico a escala 1:250.000 (o sea, un centímetro en el mapa equivale a 2.5 kilómetros en la realidad), que identifica la presencia y concentración de 58 elementos químicos, a partir de muestras representativas tomadas en la superficie terrestre, particularmente en fondos de quebradas y en cuencas hidrográficas. De esta manera, se establece la línea de base ambiental; es decir, la descripción territorial anterior y posterior a la instalación de proyectos. Entre los elementos medidos, se incluye también a metales pesados como plomo, aluminio, arsénico, etc.



Video sobre el Plan Nacional de Geología de Chile