Tres mil personas viven en riesgo de aluvión después de los incendios forestales