SERNAGEOMIN llama a visitantes a respetar zonas de seguridad del Complejo Volcánico Nevados de Chillán

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) hizo un llamado a las personas que visitan o viven en las inmediaciones del Complejo Volcánico Nevados de Chillán, que mantiene alerta técnica naranja, a respetar el radio de seguridad de 3 kilómetros alrededor del cráter activo.

El Jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica de Sernageomin, Alvaro Amigo, indicó que “comienza la temporada de primavera y puede existir la intención de visitantes de recorrer el complejo volcánico, por ello llamamos a respetar las zonas de afectación sugeridas por Sernageomin. El Nevados de Chillán se encuentra en un proceso eruptivo por lo que podrían ocurrir nuevas explosiones discretas que podrían generar salida de material sólido de distintos tamaños y eso es un riesgo”, dijo.

El volcanólogo hizo hincapié en que profesionales del servicio monitorean las 24 horas el comportamiento del Nevados, información que diariamente es publicada en los Reportes de Actividad Volcánica (RAV) que son puestos a disposición de las autoridades pertenecientes al Sistema de Protección Civil y a la ciudadanía en general.

El Nevados de Chillán cuenta con en más de 24 equipos de monitoreo, distribuidos en 11 estaciones, cuyos datos son procesados en el Observatorio Volcanológico de Los Andes del Sur. “Nuestros especialistas cuentan con tecnología adecuada para el seguimiento de la actividad volcánica y estamos entregándola oportunamente a otras instituciones para que cuenten con información técnica de lo que está sucediendo, incluyendo el mapa de zonas de afectación potencial”, dijo Amigo.

Amigo agregó que “la prevención es fundamental a la hora de visitar el lugar, pues el volcán no permanece en su nivel base, siendo el autocuidado y la planificación lo más importante”, puntualizó.

Características generales

El Nevados de Chillán, permanece en alerta naranja desde el 5 de abril de 2018 y durante julio se registraron tres explosiones que destruyeron una parte del domo.

El complejo volcánico tiene una forma elíptica, de composición de roca que varía entre dacítica a andesítica. Se ubica en la cordillera andina de la Región de Ñuble, en el límite de las comunas de Coihueco y Pinto.

Desde el 31 de diciembre de 2015, cuando se subió a alerta amarilla, el macizo ha presentado una inestabilidad en su dinámica interna, lo que indica una condición fuera de su nivel base.  Tanto los parámetros derivados de la sismicidad como la actividad superficial observada, consistente en explosiones menores pulsátiles, anomalías térmicas y desgasificación continua.

El llamado es a informarse siempre por los canales oficiales de SERNAGEOMIN, ONEMI e Intendencia de Ñuble.

2 octubre, 2018|