Sernageomin entrega informe técnico sobre remoción en masa en Yerba Loca

  • Alfonso Domeyko, Jefe del Departamento Jurídico del Servicio Nacional de Geología y Minería entregó los resultados del informe en reunión sostenida con autoridades de la Municipalidad de Lo Barnechea y de la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI) de la Región Metropolitana.

 

  • Los primeros indicios de grietas en la zona datan de 2003, y el movimiento mismo de la remoción habría comenzado antes de marzo de 2018, inicialmente de forma muy lenta, para luego presentar dos desplazamientos mayores durante agosto de 2018. Desde la ocurrencia del último evento, hasta abril de 2019, no se han presentado nuevos signos de movimiento, salvo reacomodaciones internas de los sedimentos y rocas.

 

  • Dados los resultados obtenidos, las autoridades determinaron establecer un plan de trabajo que entre otras medidas incluye informar a la comunidad de los resultados del informe, junto con evaluar las herramientas técnicas para realizar un seguimiento de la evolución del fenómeno geológico, la generación de un mapa que identifique las áreas de seguridad para la población y la realización de simulacros en la zona.

 

Alfonso Domeyko, Jefe del Departamento Jurídico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y profesionales de la institución, se reunieron con el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, y el Director Regional de Onemi, Miguel Muñoz, para entregar los resultados del informe técnico de “Remoción en Masa” ocurrido en el Santuario de la Naturaleza Yerba Loca, más específicamente en la parte alta de la ladera oriental del valle, a 1.210 metros sobre el curso del estero, y a 7,7 kilómetros de Villa Paulina, donde se inicia el sendero al Glaciar La Paloma.

Este informe técnico, que fue solicitado por el municipio, representa el resultado de un proceso de trabajo, que incluyó una primera minuta técnica inicial de octubre de 2018, junto al sobrevuelo realizado en marzo pasado por el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas, junto al Jefe del Departamento Jurídico del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), Alfonso Domeyko, y geólogos del Área de Geología Aplicada, específicamente de la Unidad de Asistencias Técnicas y Emergencias Geológicas, con el objetivo de tomar muestras, recabar nueva información para la caracterización de este fenómeno y poder anteponerse de manera acertada a los posibles escenarios resultantes.

El resultado de este trabajo permite determinar que:

  • Los primeros indicios de grietas en la zona datan del año 2003, y de acuerdo al análisis de imágenes satelitales, el movimiento mismo de la remoción habría comenzado antes de marzo de 2018, inicialmente de forma muy lenta, para luego presentar dos desplazamientos mayores durante agosto de 2018. Desde la ocurrencia del último evento, hasta abril de 2019, no se han presentado nuevos signos de movimiento, salvo reacomodaciones internas de los sedimentos y rocas.
  • Además se detectaron nuevas grietas lo que significa que se está en presencia de un proceso activo, donde no se descarta la posible ocurrencia de eventos similares, sin poder determinar el momento exacto de cuándo ocurrirá.
  • Se pudo hacer un análisis de estabilidad del depósito, gracias a una clasificación básica realizada por el laboratorio de geomecánica del DICTUC, y lo que certificó que es depósito vivo y ante ciertos comportamientos se podría activar.
  • Se hizo una estimación más precisa del volumen del material, que es menor a lo calculado preliminarmente en la minuta técnica de octubre de 2018, y que arrojó que en vez de ser 3.000.000 de m3, el rango actual oscila entre los 2.520.000 y 2.850.000 m3.
  • Se modelaron las áreas específicas que podrían ser afectadas si esta remoción avanzará, aclarando que existen diferentes posibilidades de comportamiento de la misma remoción.

 

 Plan de Trabajo

Dados los resultados obtenidos, las autoridades determinaron establecer un plan de trabajo que entre otras medidas incluye informar a la comunidad de los resultados del informe, junto con evaluar las herramientas técnicas para realizar un seguimiento de la evolución del fenómeno geológico, junto con la elaboración de un mapa que identifique las áreas de seguridad para la población y la realización de simulacros en la zona.

A su vez, el primer paso en este Plan de Trabajo se llevó a cabo ayer lunes, donde Funcionarios de Sernageomin, ONEMI y de la Municipalidad Lo Barnechea recorrieron la zona de Yerba Loca tomando mediciones para iniciar el proceso de identificación de las áreas de seguridad.

Al respecto, el Director Nacional (S) de Sernageomin, Pablo Rivas, señaló que por especial encargo del Ministro de Minería y desde el primer minuto de detectada la remoción en masa en Yerba Loca, como institución técnica hemos desplegado nuestros equipos de profesionales para evaluar y estimar con precisión todos los aspectos involucrados en la remoción”.  Agregó que nos hemos reunido con el alcalde y ONEMI, para entregarle las conclusiones de este informe técnico, con el objetivo que la autoridad local pueda tomar los resguardos pertinentes ante futuros escenarios, y en los cuales colaboraremos con nuestro trabajo”, finalizó.

Al respecto, el subsecretario de Minería, Pablo Terrazas, comentó que “el informe realizado por Sernageomin es de gran valor por cuanto explica que los desplazamientos de roca y suelo registrados en agosto pasado en el sendero al glaciar La Paloma son producto de causas geológicas. Nada indica que ellos hayan sido producidos por otros factores. Por otro lado, ayuda a predecir cómo se podría comportar este material en diferentes escenarios. Esta información será clave para que la Municipalidad de Lo Barnechea tome los debidos resguardos para los vecinos del sector, que es nuestra principal preocupación como gobierno”.

29 abril, 2019|